Carolina Marín, Sandra Sánchez o Lydia Valentín son algunas de las protagonistas españolas que más opciones tendrán en Tokio. Aquí una descripción sobre cómo llegarán a la cita

Contamos con un amplio elenco de deportistas femeninas que representan a España por todo el mundo en su respectiva modalidad. Ya sean gimnastas, nadadoras o karatekas, la marca nacional se ejemplifica con una mujer especialista en su categoría, que dignifica el esfuerzo, el sacrificio y la evolución de nuestro deporte.

Ese crecimiento exponencial a nivel global se muestra con el hecho de que nuestro país cuenta con ocho equipos que han sellado la participación al próximo evento olímpico, tanto masculinos como femeninos, situándose como el europeo que más ha clasificado y el tercero de todo el mundo.

Nuestros bastiones femeninos en el deporte para el año 2020 con claras opciones de medalla son diversos, pero aquí estudiaremos algunas de nuestras protagonistas de cara a la presente temporada:

Carolina Marín

La onubense es uno de los máximos estandartes del bádminton a nivel mundial. A sus 26 años, Carolina luce el oro que ganó en los JJ.OO. de Río de Janeiro 2016 y sigue reinventándose para volver a mostrar su mejor versión cuatro temporadas después. Aunque recientemente cayese en la final del Barcelona Spain Masters, Marín se encuentra líder en la clasificación World Tour, debido a la final de Indonesia, además de la ya citada, y dos semifinales en Malasia y Tailandia. Se encuentra virtualmente clasificada para Tokio y sigue mejorando en la tabla para aspirar a mejores enfrentamientos en el gran reto japonés.

Lydia Valentín

La máxima exponente de la halterofilia en España continúa deleitando al público cada vez que salta a escena. La berciana va camino de lo que será su cuarta cita olímpica en la categoría de 75 kg, donde buscará repetir cualquiera de los anteriores resultados: la plata de Pekín 2008, el oro de Londres 2012 o el bronce de 2016 en Río de Janeiro. Del 2 al 12 de abril se disputará el Campeonato de Europa Absoluto de Moscú, una cita muy importante que concederá un gran número de puntos para la clasificación olímpica. Cuatro serán las deportistas que podrán asistir a la competición universal y solo una en cada modalidad de peso corporal, donde Valentín se postula como favorita.

Foto: Iberdrola

Sandra Sánchez

Se trata de la mejor karateka de la historia de España. Especialista en kata femenina, la de Talavera de la Reina se estrenará en Tokio a la vez que su deporte. Aunque carece de experiencia olímpica, Sandra fue número uno del ranking mundial World Karate Federation y campeona del mundo en 2018, ha logrado el primer puesto de las Premier Leagues de Kárate desde 2015 hasta la actualidad, durante cinco campañas consecutivas, siendo en todos ellos campeona de Europa. Para culminar su completo palmarés, Sánchez tiene el primer puesto en los Juegos Europeos de Bakú 2015 y Minsk 2019. No sería de extrañar que Sandra Sánchez regrese de Japón con una condecoración bajo el brazo, lo que supondría un estreno brillante en su debut.

Mireia Belmonte

Es la mejor nadadora española de todos los tiempos. Aunque sigue en el camino para conseguir las mínimas olímpicas que le lleven a Tokio, la badalonesa sabe lo que es llegar a unos JJ.OO. y arrasar. Con dos platas en Londres 2012, en 200 mariposa y 800 libres, sumados al oro de 200 mariposa y el bronce de 400 estilos que consiguió en Río de Janeiro 2016, está preparada para lo que venga. Aunque con meses de lesión en su carrera, Belmonte puede convertirse en la deportista española que más metales consiga en unos Juegos Olímpicos. Solo es cuestión de tiempo que veamos a la mejor Mireia Belmonte dentro del agua.

Maialen Chourraut

Es una experimentada piragüista que compite en la modalidad k1 de eslalon. A punto de cumplir 37 años, Chourraut ha participado hasta en tres Juegos Olímpicos, logrando medallas en las últimas dos: bronce en Londres 2012 y oro en Río de Janeiro 2016. Maialen completará la lista de palistas del gran acontecimiento nipón, pues se encuentra clasificada para la competición más importante en los últimos tiempos.

Ana Peleteiro

La plusmarquista nacional ribeirense de triple salto ya ha sido nueve veces Campeona de España, consiguiéndolo recientemente en Ourense ante su afición, en la que ha sido su primera competición de este invierno. Con esta ya son cinco a pista cubierta y cuatro al aire libre. Desbordando a sus rivales en categoría junior, Peleteiro dio un paso adelante en su carrera entrenando junto a los mejores y hoy en día es un ejemplo a seguir con tan solo 24 años. La actual campeona de Europa de pista cubierta tiene claro su objetivo: llegar a la final y conseguir una medalla en Tokio.

Foto: Real Federación Española de Atletismo / Miguelez Team

Loida Zabala

La extremeña, natural de Losar de la Vera, representa a España en la modalidad de Powerlifting o levantamiento de peso adaptado. A sus 32 años, ya ha participado en tres Juegos Paralímpicos y aunque aún no está cerrado el ranking de acceso a Tokio, es una de las favoritas para llegar y conseguir la tan esperada medalla.

Meritxell Playà

La saltadora de longitud catalana ya se ha clasificado para los próximos Juegos Paralímpicos gracias al bronce obtenido en la prueba de Longitud T11 para atletas ciegos en el Mundial de Dubai del pasado mes de noviembre. El público ya ha mostrado muchas expectativas en Playà y no sería extraño verla volver con un metal en la próxima gran cita.

Sarai Gascón

Los desafíos de piscina están bien cubiertos en natación adaptada con la de Tarrasa. Pese a su juventud, 27 años, ya ha conseguido 6 medallas en 3 Juegos Paralímpicos: Pekin, Londres y Río. Este verano la propuesta no puede ser otra que conseguir un oro. Para ello, Gascón ya ha obtenido la mínima B en el Torneo Internacional de Barcelona en los 100 libres y 100 mariposa.

Teresa Perales

A sus 44 años, la nadadora española visitará por sexta vez el evento deportivo más importante. 26 medallas paralímpicas avalan a Perales: 7 oros, 9 platas y 10 bronces, que suponen un importante grado de relevancia para la maña en tierras niponas. Será un orgullo y una responsabilidad para Teresa Perales, representar a España y subir de nuevo a lo más alto.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *