Cristina Rubio sigue haciendo historia: medalla en el Open de Costa Brava y objetivo París

 

El tenis en mesa en silla de ruedas español está de enhorabuena gracias a la palista Cristina Rubio, bronce en la primera prueba puntuable del ranking internacional, el Costa Brava Spanish Para Open 2021 en la clase 2-5.

 

La palista andaluza de 32 años es uno de los grandes activos de este deporte en nuestro país, habiendo cosechado hitos prácticamente inéditos para las nuestra y destacándose como un proyecto en firme de cara a futuro.

 

 

 

Pero la historia de Cristina no se entiende sin las palabras esfuerzo, lucha, superación, y capacidad de rehacerse una y mil veces. Nació con una cardiopatía congénita y con un año y tres meses pasó por quirófano para ser operada de esta dolencia. El resultado, y después de una negligencia médica, fue perder la movilidad en las piernas.

 

Criada entre su casa y el hospital de parapléjicos de Toledo, Cristina conoció el deporte adaptado, algo que le cambió la vida. Opto por el baloncesto, pero su cardiopatía le impedía practicarlo con regularidad, y ahí conoció el tenis en silla, deporte en el que es la única mujer española en practicarlo: “El deporte ayuda mucho, te hace olvidar los problemas y gracia a él te das cuenta de que hay un mundo ahí fuera y que puedes hacer cualquier cosa, sólo hay que proponérselo y luchar por ello”, sentencia Cristina en una entrevista.

 

 

 

Es historia de nuestro tenis de mesa adaptado. Cristina consiguió en el Para Table Tennis Spanish Open 2018 la primera medalla española en 20 años. La palista reconoce abiertamente que su objetivo es estar en la gran fiesta del deporte en París 2024, pero entre tanto, se prepara con esmero en conseguirlo.

 

Y como reza su cabecera de Instagram: Mentalidad de Ganadora, corazón de guerrera.

 

Ir arriba