Cristina Ferrer se retira: Referente del deporte y ahora maestra de las promesas del Kárate español

 

Tras una  trayectoria profesional llena de éxitos, la karateca Cristina Ferrer anuncia en las redes sociales su retirada del tatami.

 

Cristina Ferrer García (Ibiza, 1988) es un ejemplo de esfuerzo y constancia en la lucha por sus sueños de gloria. Su carrera ha estado plagada de hitos en múltiples campeonatos: Campeona de Europa Sub21, Universitaria y Sénior por equipos; Subcampeona del Mundo Sénior por equipos; 8 medallas en el circuito mundial y Campeona en TODAS las categorías de los Campeonatos de España. Casi nada.

Una vida colmada de triunfos y dedicada al karate desde que a los 7 años sus padres decidieran apuntarle en el club SAMYD Ibiza, pese a que ella prefería el atletismo. Con 16 años, consiguió su primera medalla nacional y a los 17 ocupó el primer puesto del podio en el Campeonato de España. Empezó a formar parte de las categorías inferiores de la selección española, para tres años más tarde cumplir el objetivo de alcanzar la categoría absoluta. Su carrera ha sido imparable desde entonces.

En el año 2018 fue elegida mejor deportista de Ibiza, convirtiéndose en toda una referente de este arte marcial para las categorías inferiores. Su perseverancia y sacrificio la convierten en un máximo exponente en categoría Senior. Cuenta en su haber con 18 medallas internacionales.

Su punto fuerte siempre ha sido el ‘timing’, es decir, saber elegir el momento adecuado. De ahí que su estrategia en una competición sea: “Inicia, pega fuerte y muévete”. Algo que le ha permitido cosechar grandes éxitos.

Se acuerda con especial emoción de su participación en los Juegos Mediterráneos, sobre todo por las ceremonias de apertura y clausura. Pero “es difícil quedarse con un solo momento” para la ibicenca, que no se olvida de todas las medallas y las experiencias que ha vivido gracias a esta disciplina.

Ahora con 33 años, cree que ya es el momento de dejar el deporte. Llega la retirada tras caer en el Preolímpico de París. No pudo ser el sueño de Tokio, que habría sido el broche perfecto a una gran carrera. Iba a dejar de competir en 2020, pero tras la llegada de la pandemia decidió esperar a 2021 para poder disfrutar de una última temporada completa.

En una emotiva publicación en sus redes sociales se ha despedido de su amado deporte: Aunque mi cuerpo me diga que todavía quiere seguir ‘bailando’, mi cabeza y mi alma dicen que es el momento de pasar página para seguir avanzando, ya que la vida de deportista profesional te frena el resto de tus ‘vidas’ (personal, social) y son muchos años”. Su marcha no dejará indiferente a nadie.

Aunque deje de competir, Cristina seguirá relacionada con el kárate como ha hecho hasta ahora, dando clase a los más jóvenes de la isla en su propio gimnasio “Spirit Alaior de Menorca”. Quién sabe, puede que tengamos la oportunidad de volver a verla sobre el tatami en alguna ocasión, ya que no descarta participar de nuevo en alguna competición. El Karategui siempre estará con ella.

Ir arriba