Ana Peleteiro, referente española mundial

Ana Peleteiro, referente española mundial

La estrella de nuestro atletismo es una de las grandes atletas de nuestro país y así lo ha demostrado en Tokio, lugar del que salió gran triunfadora con un bronce en triple salto que sabe a oro para toda España.

 

Gracias al trabajo de muchos años, hoy el deporte español cuenta con referentes para todos. Ana Peleteiro es, sin duda, una de ellas. La reina de nuestro atletismo logró un metal de bronce en la final de triple salto. Además, batió dos récords de España (con una marca de 14,87m) en la misma noche mágica en la que su compañera venezolana de entrenamientos, Yulimar Rojas, lograba un extraordinario récord mundial (15,76 m).

Garra, fortaleza, humildad, concentración, compañerismo, gestión de las emociones… son solo algunas de las virtudes que la convierten en un ejemplo para las futuras generaciones de atletas. La séptima medalla española en Tokio significa muchos años de sacrificio, entrega y lucha por un sueño: la gloria deportiva.
Después de tanto tiempo soñando con este hito, la atleta gallega echó a llorar al conocer que lograba la gloria de la medalla. Feliz, porque nadie regala nada en la cita deportiva más importante a nivel mundial, y feliz, porque es consciente del proceso que ha tenido que vivir a lo largo de estos años. Esa honestidad que caracteriza a la de Ribeira brilló por su presencia tras la competición: «Siempre soñé con esto y ahora no puedo parar de llorar. No sabía si sería capaz de realizar ese salto, pero por fin puedo decir que soy medallista. Tendré que esperar unos días para digerirlo».

Ni ballet, ni gimnasia… atletismo

En un primer momento, Peleteiro fue apuntada a ballet y gimnasia artística, pero no llegó a sentirse cómoda en ninguna de las dos disciplinas. Entonces llegó el atletismo. Bajo el cariño y el apoyo incondicional de sus padres y de su abuela, a la que le dedica muchas de sus victorias, fue ascendiendo por las categorías nacionales hasta plantarse en el campeonato del mundo júnior de triple salto.
Al cúmulo de éxitos nacionales e internacionales que ha obtenido en los últimos años, hay que sumar la condecoración de la Real Federación Española de Atletismo (RFEA) como Mejor Atleta Española del Año en 2019. El nivel de confianza que adquirió la plusmarquista española le hizo obtener la medalla de plata en el Campeonato Europeo 2021 de pista cubierta pese a que apenas entrenó tras la cuarentena.

El deporte como altavoz de la sociedad

Ana Peleteiro estuvo a punto de dejar su carrera deportiva «por malos hábitos y no estar en el camino correcto» tras «un éxito muy temprano –campeona del mundo junior– y tener que perderme por una lesión la cita olímpica de Río de Janeiro». La confianza en sí misma, la disciplina (valor que aporta el deporte) y rodearse de personas que pusieron su granito de arena para que la estrella española siguiera luchando y haciéndonos disfrutar de su atletismo fueron clave en el proceso, del que hoy habla orgullosa. La lucha contra el racismo y la búsqueda de la igualdad a través del deporte son valores que Ana promueve en sus redes sociales y siempre que tiene oportunidad.
Galicia y Madrid han visto crecer a una de las grandes atletas españolas. Una deportista singular, ejemplar, con un carácter luchador y guerrera, que ha vuelto a ilusionar a todos los amantes del deporte español y a toda una generación de futuras promesas.

Ir arriba